En una ceremonia muy emocionante, una monja se ha consagrado este sábado en la capilla del Monasterio de Santa Ana y Santa María Magdalena de Clarisas, en Lorca. A la joven novicia, Sor María de los Milagros del Divino Amor, que iba vestida de novia, le han cortado el pelo, despojado de su ropa y vestido el hábito que llevará a partir de ahora.

La Opinión de Murcia que ha recogido este evento explica que ante el altar mayor ha ocupado un reclinatorio y a uno y otro lado sus padres que se han mostrado, como ella, muy emocionados en todo momento. El obispo le ha preguntado: “Querida Hermana, consagrada a Dios por el bautismo, ¿quieres unirte más estrechamente a Él por la Profesión religiosa, siguiendo a Cristo pobre y crucificado a ejemplo de Santa Clara?”. Y ella ha respondido: “Si, quiero”. Y le ha preguntado si quería guardar castidad y abrazar la pobreza y obediencia y vivir la vida contemplativa en soledad y silencio, recibiendo como respuesta una nueva afirmación.

Puedes leer esta noticia completa y ver las fotografías de la ceremonia en La Opinión de Murcia

Artículo anterior«Todo lo que hagas por y para Dios termina en recompensa. No hay otra»
Artículo siguienteDios nos habla en clave de amor