La enfermedad le retiró del fútbol en 2020. Ahora, Juan Carlos Unzué lucha con la sonrisa puesta para ayudar a su nuevo equipo, el ‘Team ELA’.

En una entrevista que le ha hecho Marca afirma que ha aceptado el diagnóstico. «Sé que tengo malas cartas, pero aquí sigo. No es imprescindible ser deportista para tener ese espíritu de superación, mira Jordi Sabaté, pero pienso que ayuda a la hora de tener una buena actitud con esta enfermedad».

«Nunca le tuve miedo a la muerte. Más que preocuparme, sé que ahora les voy a dar un trabajo extra a mi familia o entorno más cercano. No es fácil de llevar, pero creo que es parte de su responsabilidad. Mi familia tiene una actitud fantástica, estamos muy unidos. Igual que se disfruta en los momentos buenos, hay que apoyarse ahora para superar las dificultades.»

«La sensación que tienes cuando llegas a una fase en la que no puedes respirar o te tienen que hacer una traqueostomía es de que algunos deciden dejarse ir porque sienten que son una carga económica para su familia y creo que eso es algo que no podemos permitirnos. No es justo».

Puedes leer la entrevista completa en Marca

Artículo anteriorRecuperar la vida perdida
Artículo siguienteLuis Alberto Rosales: no podemos atender a todos los Obispos por falta de recursos.