Nueva Gales del Sur, el estado más importante de Australia con más de siete millones de habitantes y que alberga a Sidney, tiene a un nuevo primer ministro católico y que se declara provida. Religión en Libertad, que ha recogido la noticia, explica que se trata de Dominic Perrottet, miembro del Partido Liberal, tiene 39 años, está casado y es padre de seis hijos.

Ha declarado una firme oposición a la eutanasia y al suicidio asistido. En una reciente intervención, Perrottet recordó que “este debate trata fundamentalmente sobre cómo tratamos  esa cosa preciosa que se llama vida humana”, por lo que insistió en que “nuestra respuesta a esta pregunta define qué tipo de sociedad seremos. Este proyecto de ley, en su corazón, establece un nuevo principio: que podemos ayudar intencionalmente a acabar con la vida de algunas personas”.

“Dar la muerte” no es la respuesta al sufrimiento sino que pasa por el “cuidado, el consuelo y la compasión”.

Puedes leer esta noticia completa en Religión en Libertad

Artículo anteriorProyecto Juventud protectora de Ermitas, un compromiso de amor
Artículo siguienteEl Señor mueve tu corazón | Diosidencias | HAM