El filósofo y político polaco, Ryszard Legutko, abordó durante la ponencia inaugural del Congreso Católicos y Vida Pública la corrección política, la cultura de la cancelación y las libertades que hay en peligro.

En una entrevista que le ha hecho El Debate centrado en la situación actual de Europa, sobre qué pueden hacer los cristianos para recuperar el crédito social que permita que sus propuestas se escuchen en el espacio público afirma que «ante todo, no ceder a la presión por quedar bien. Esto significa no adaptarse a las tendencias actuales. Creo que deberían mostrarse como cristianos de pleno derecho, sin componendas. Y con coraje y determinación, deben defender no sólo la fe, sino toda la enseñanza moral que viene con el Cristianismo, así como su antropología. Esto es algo de lo que Europa se ha alejado y olvidado. La antropología ahora reinante en la cultura europea no sólo es falsa, es perjudicial. Es la visión de un ser humano que no tiene ninguna clase de cualidades específicas porque es, sobre todo, maleable. Puedes convertirte en lo que quieras ser porque no hay una esencia humana. Pero, a la vez, este mismo sujeto reclama sus derechos, lo que suscita la paradoja de exigir muchas cosas del mundo exterior mientras que tú mismo no eres nada y quieres serlo todo».

«El mundo necesita cristianos, no demócratas liberales que casualmente van a la Iglesia. No hacen falta más católicos del tipo Joe Biden, sino un cristianismo completo, de carne y hueso, la línea de Juan Pablo II!

Puedes leer la entrevista completa en El Debate

Artículo anteriorUn grave accidente a caballo le redescubre a Dios
Artículo siguienteDe oficial de la Marina a religiosa