Melani Ruiz García es una joven cordobesa que, como otros, participa en el Sínodo de los Jóvenes de Córdoba.

Explica que, por un lado, «me animó a participar el hecho de pensar que era un espacio donde reflexionar desde la fe acerca de distintos temas o aspectos que forman parte de mi vida. Me parecía una buena oportunidad para reflexionar sobre mi fe y ahondar en cómo la siento, cómo configura los distintos espacios de mi vida, y, además, hacerme más consciente de ella».

«Las personas jóvenes formamos parte de la iglesia, y para muchas de nosotras, la iglesia es una parte importante de nuestra vida, por lo que sentirnos escuchadas por nuestra diócesis es crucial». Además piensa que para ella va a ser un momento de mayor acercamiento a la Iglesia además de experimentar momentos de reflexión y oración.

Puedes leer este testimonio completo en Diócesis de Córdoba

Artículo anteriorHa fallecido el muy querido sacerdote jesuita José Pablo Tejera
Artículo siguienteQuique Mira: «Fe en redes sociales»