Noticias

Unos estudiantes participan en funerales a personas que nadie reclama

Publica Aleteia el testimonio de un grupo de estudiantes de un instituto de Boston que ha encontrado una forma de practicar la obra de misericordia corporal número siete: enterrar a los difuntos.

El subdirector del centro pensó que sería bueno que sus estudiantes hicieran labores de portadores y acompañantes [de difuntos] en los funerales de personas que habían fallecido sin ser reclamadas por ningún familiar.

Los estudiantes, con chaqueta y corbata, cargan con el sencillo féretro de madera y toman parte en un breve homenaje. Leen juntos, en grupo:

“Querido Señor, gracias por abrir nuestros corazones y mentes a este acto de misericordia corporal. Estamos aquí presentes para dar fe de la vida y fallecimiento de …”.

Puedes leer este testimonio completo en Aleteia

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú