sábado, noviembre 27, 2021
Confinadas por Amor
InicioTESTIMONIOSEn la prueba Jesús me dio la fuerza para seguir

En la prueba Jesús me dio la fuerza para seguir

Mi nombre es Abigail López, tengo 31 años, he vivido experiencias en las cuales han sido pruebas difíciles y dolorosas, a temprana edad. Afrontar la separación de mis padres fue algo que cambió mi vida, ya que siendo una niña de tan solo ocho años mi corazón se llenó de odio. Somos dos hermanas fuimos criadas por mis abuelos paternos (QEPD), ellos Influyeron en mi vida de manera positiva, ya que nos llevaban a misa, rezábamos el Santo Rosario y nos dejaron en los caminos de Dios.

Con el paso del tiempo sintiendo un vacío en mi corazón, siempre pensaba en la muerte… me sentía incompleta por no tener a mis padres juntos, un domingo por la mañana; sentí la necesidad de ir a misa porque ya nacía en mi corazón el deseo de encontrarme con Jesús sacramento y todavía no tenía mi primera comunión.

Tanto era mi anhelo por buscarle, que a dónde iba me encontraría con Él, en mi adolescencia comencé a estudiar el Ciclo Básico en un colegio católico, me gustó tanto porque casi todo el tiempo, había celebraciones eucarísticas, retiros, rezábamos y la mayoría de mis profesoras eran religiosas. Hubo un tiempo que indagué si yo podía ser religiosa, y es que cuando estaba cerca de Jesús me sentía feliz, amada, segura, fuerte y valiente pero no me dieron permiso, conforme el tiempo solo quedó como algo bonito que pudo suceder.

Poco a poco Dios fue preparando mi corazón, a los 18 años enfermé de miastenia gravis, tengo una operación en el tórax y mi recuperación fue lenta por varios años. A los pocos meses de haberme recuperado busqué a mi madre y desde entonces hemos compartido como familia. A partir de ello empecé a buscar a Dios más a fondo, hice mi seminario de vida en el espíritu, soy miembro de la Renovación Carismática Católica y me formé durante 6 años, pasé a formar parte de la escuela de formación de catequista para niños de la Primera Comunión y Confirmación.

Pero me tocaba vivir otra etapa difícil en mi vida, ya que durante muchos años guardaba un secreto y cuando lo hablé empecé a experimentar un estado de depresión grave a tal grado de tener pensamientos suicidas a razón de un abuso que tuve de niña. Un día me dije Basta Abby ¡Tú sabes que te ayudará! Busqué ayuda, empecé a rezar el santo Rosario cuando iba camino al trabajo, iba a misa a diario, incluso aprendí a rezar la coronilla de la divina misericordia, leía la santa biblia, libro de lo santos y cuando leía me encontré a una santa que se llama Santa Mariana de Jesús, ella me inspiró a rezar 12 salmos de la santa Biblia cada día, ella decía que rezarlos era un acto de amor para Dios y a la vez, me daba paz.

En medio de este caos, sentí el deseo de escribir pensamientos de alabanzas hacia Dios, luego creé una página de Twitter, el cuál titulé “El diario de una Laica”. Cada escrito habla sobre cada experiencia que he vivido, es mi manera de conversar con Él, agradecer por todo lo que ha obrado en mi vida. Puedo decir que Jesús y María son el pilar que sostuvieron mi vida durante este tiempo. Al final acudí al sacramento de la reconciliación, no me sentí juzgada, sino amada y cada día que pasa una sonrisa en mi rostro no ha faltado, sobre todo, que Dios me ha acompañado con su amor y bondad. Pero no voy a negar que cada proceso siempre cuestione a Dios ¿por qué me pasaba esto?.

Pero su infinita misericordia, en cada prueba, me acompañó y me dio la fuerza para seguir.

Abby López

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

LO + ÚLTIMO DE JC