Hoy tenemos la suerte de entrevistar a Jesús García-Colomer, director, periodistas, escritor, candidato a los Goya por Hospitalarios y ahora uno de los grandes protagonistas en el éxito de Medjugorje.

Jesús, muchas gracias y ¿Os esperabais este éxito?

Sinceramente… yo me olía algo. Cuando acabamos el documental vi que estaba muy bien terminado, el equipo ha hecho un trabajo fantástico, de involucración en las historias y de empaparse del asunto. Además, hace diez año ya escribí un libro sobre Medjugorje, que es el germen de este documental, que fue se divulgó muchísimo. Entonces, por un lado no me sorprende tanto, pero eso no quita que sea una enorme alegría y estemos disfrutando de todo lo que está pasando con esta película, que, en definitiva es que, realmente, está sirviendo como medio para que la gente conozca más o mejor a Dios.

¿Por qué hacer películas con valores? ¿Crees que hay espacio en la cartelera?

No hago cine con valores. Hago cine para evangelizar. El término “valores” no me dice mucho, la verdad, puede ser confuso, no es concreto, porque todo el mundo tiene valores… Una vez dicho esto, lo de hacer cine para evangelizar es una vocación. Es un proceso muy largo de oración, discernimiento y dirección espiritual, y al mismo tiempo de ir viendo cómo ha ido aconteciendo Dios en mi vida. Llegó un momento en que tuve que hacer vida una frase muy sencilla del Evangelio, que no admite espacio para la interpretación: “Id y predicad el Evangelio”. El Señor no dijo: “Id y promover valores”. Tampoco dijo “id y predicad el Evnagelio los martes y los jueves, o de cinco de la tarde a ocho, cuando ya has hecho otras cosas”. No entiendo otra forma de vivir el Evangelio que evangelizando. Como dijo san Pablo, “hay de mí si no evangelizara. Y evangelizar no es promover “valores” o principios. Evangelizar es anunciar a Jesucristo, al galileo, al Hijo de Dios que, muriendo, pagó una deuda que no le correspondía, y que resucitando, nos liberó de nuestra próxima muerte, para darnos vida eterna. ¿Cómo no conmoverse y tomar decisiones ante esta realidad?

¿Cuál es el feedback de la película?

Ya es el documental más visto del año en España. Vamos camino de los 40.ooo espectadores, y todo eso está muy bien, porque nos demuestra, sobre todo a nosotros, los católicos, que nuestras historias, bien hechas y bien contadas, claro que pueden dar un golpe encima de la mesa. Aunque eso es importante, lo más importante es otra cosa: Estamos recibiendo numerosos mensajes d gente que le abre el corazón y entonces les entra Dios. Lloran, se conmueve, se confiesas después de muchos años se saben amados, por Dios. Dios es amor, y aunque nuestra relación con Dios no se basa solo en el sentimiento, pero no se puede excluir, y el cine es un canal magnífico para remover esos sentimientos con la belleza, con la música, con el guion … Sinceramente, no entiendo mucho cómo la Iglesia aha dejado tan de lado esta maravillosa herramienta, pero bueno, hay que mirar hacia a delante y seguir haciendo cine, series y minis ríes, documentales, etc…

¿Qué te sorprendió de Medjugorje?

Cuando yo fui, lo primero de todo, lo tan desconocido que era en España y lo muy conocido que era en todo el mundo: Italia, Alemania, Latinoamérica, Irlanda, países del Este de Europa… ¡todos estaban allí menos España! Lo segundo, la hostilidad tan brutal que encontré en España cuando comencé aquí a contar la historia. Era algo que rozaba la esquizofrenia. Pareciese que la posibilidad de que l Virgen María se pedirá estar apareciendo y que había numerosos frutos, era más una mala noticia que una buena. Hablo de hostilidad en el seno de la Iglesia, fuera a la gente le interesaba, o no, pero no te hostigaban. La tercera. Y más importante, vivirlo. Allí hay una gracia concreta en lo temporal, porque es ahora, y en lo físico, porque es allí, y es una gracia de apertura, de conocimiento, de concitan de de la existencia de Dios. No he visto nada igual en Roma, ni en Tierra Santa, ni En Lourdes, ni En Fátima… siendo dos ellos lugares a los que ir… Medjugorje es vivir Lourdes en 1858 o Fátima en 1917. Pero ahora.

En la película aparecen personas, algunas muy conocidas, que han cambiado su vida en Medjugojre ¿Por qué?

Después de este gran proyecto estarás ya dando vueltas a la cabeza a nuevas ideas ¿Puedes adelantarnos algunas?

Ideas hay muchos, lo que no hay es apoyos. Este trabajo es evangelización y necesita de ayuda de personas dispuestas a colaborar, a soportarla. Como aquellas mujeres que, dice el evangelio “ayudaban a Jesús en sus necesidades”. Este no es un trabajo normal: es una misión. Somos misioneros, solo que en Occidente, casados y con familias, pero que lo que hacemos es evangelizar, y necesitamos corazones generosos que se conmuevan ante esta necesidad tan urgente que es salvar almas. Para eso no hace falta irse a África. Están aquí.

Podemos hacer miniseries para plataformas tipo Netflix, hacer presencia en espacios en los que no estamos no porque no nos reciban, sino porque no hemos ido. Se pueden hacer películas de ficción, buenos guiones con historias maravillosas de nuestros santos, de nuestros mayores, de nuestra tradición, de nuestra Historia…. Sin embargo dedicamos nuestra vida y nuestro dinero a otras cosas y entonces eso no lo hace nadie. Si no lo hacemos nosotros, ¿quién lo va hacer? Es el sentido de la Fundación Gospa Arts, y estamos deseando recibir ayudas para, en vez de hacer un proyecto cada dos años, hacer tres proyectos al año.

¿Quieres saber dónde verla? Entra aquí

Artículo anteriorBaeza engalana sus calles para el rezo del Rosario Vespertino
Artículo siguienteEl Cielo en la Tierra