Infobae nos ofrece el milagro ocurrido en Argentina a Candela Giarda que cuando tenía 10 años los médicos que la atendían la habían desahuciado. “No podemos hacer nada más por ella. Se muere esta noche”, le dijeron a Roxana, su madre comenzó a rezarle a Juan Pablo I y, de la noche a la mañana, la situación de su hija se revirtió totalmente.

Artículo anteriorRezamos por David Amess y su familia #Rezamos contigo
Artículo siguienteStallone se pone en las manos de Jesús