Sí. ¡Qué hubiera sido de mí!, si en mi época hubiera en primer time programas como la Última tentación o First Date.

No puedo especular con viajar al pasado con estos programas de televisión, pero sí puedo preguntarme por el futuro ¿Cómo forma hoy la televisión, el entretenimiento, a un chico/a de 14 a 18 años? ¿Si esos programas pensamos que pueden ser perjudiciales o nocivos porque los facilitamos?

La Asociación Española de protección de datos (AEPD) estima que la edad media de acceso a la pornografía es a los 8 años ¿Qué estamos haciendo?

Somos cada uno los protagonistas de dar la vuelta a esta situación y, en mi opinión, pasa por el cuidado esmerado de los sentidos ¿Qué programas de TV veo? ¿Qué canciones escucho? No quiero que respondas a esta web, sino a ti mismo ¿Bebes aguas cristalinas o chapoteas entre aguas turbias?

Robert Tyrrel.

Artículo anteriorAprobado el milagro que beatificará a Juan Pablo I
Artículo siguienteLos Legionarios de Cristo toman posesión de una parroquia en Valencia