El sistema educativo de Finlandia siempre ha ido a la cabeza de Europa en los informes de la OCDE. Según informa el diario ABC, su éxito se debe entre otras cosas a educación gratuita, buena formación del profesorado y prácticas pedagógicas tradicionales en contraposición con las nuevas tendencias pedagógicas, así como el trato que históricamente se ha dado a la asignatura de Religión en las aulas.

Además la religión computa en el expediente, es materia de Selectividad y es obligatoria para los hijos de las familias inscritas en la Iglesia Luterana, aunque el resto puede solicitarlo.

Todo esto ha logrado «perpetuar unos valores en los alumnos que ayudan a combatir el individualismo de la sociedad de este país y prevenir la violencia en las aulas», señala en declaraciones a este diario María Gutiérrez Arana, profesora de religión católica en Finlandia desde hace 20 años.

Te recomiendo que leas el artículo completo en ABC

Artículo anterior¿Me dejo sorprender por Dios o me cierro en mis seguridades?
Artículo siguienteUn hombre roba un cáliz, después se arrepiente y lo devuelve