En el Evangelio de este domingo, el Señor critica fuertemente a los que tienen su corazón apegado a las riquezas, al dinero. ¿Es malo ser rico? En este video os doy unas pinceladas!

Artículo anteriorHomilía del Evangelio del XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario [podcast]
Artículo siguienteUn médico impactado: «todo está destruido y sólo se salva el crucifijo»