Paula y Juan son un matrimonio extraordinario, ella pamplonesa, él madrileño. Casados hace un año dejan todo, familia y trabajos, para ser misioneros en África.  “Tuvimos claro que queríamos ofrecer nuestros primeros años de matrimonio sirviendo a Dios, a través del servicio a los demás”, cuentan estos jóvenes, ambos de 27 años.

En principio, según informa el Diario de Navarra, estarán un año en Sierra Leona. “Aunque no tenemos billete de vuelta. Vamos a lo que nos manden. A trabajar en un colegio, un dispensario, a formar a catequistas…Queremos encontrarnos con la gente y dejarnos sorprender”.

Juan ya estuvo de misión en Tánger, con niños con discapacidad; y en Calcuta, con personas moribundas. “Son experiencias impactantes, que te marcan”.

Puedes leer esta noticia completa, y conocer mejor a estos valientes, en el Diario de Navarra

Artículo anteriorConvento con penurias económicas adapta 10 habitaciones para huéspedes
Artículo siguiente¡Madre TRES VECES Admirable!