«En la pandemia no hemos vendido ni un solo dulce. Lo hemos pasado muy mal porque mantener un convento es muy costoso», lamenta sor Ángeles Rosendo, madre superiora del Convento (Siglo XV) de las Madres Agustinas Calzadas de la Purísima Concepción, de Toledo, más conocido como de «Las Gaitanas».

Publica el Diario Vasco que han tenido que acondicionar 10 habitaciones para todo el que quiera estar en un sitio recogido, de espiritualidad, silencio, paz y tranquilidad.

«Las habitaciones están en el mejor sitio del convento, con salida a uno de los tres patios que tenemos, del siglo XV, y son perfectas para pasar días de un silencio extraordinario y de recogimiento. Aquí se disfruta de Dios», apunta sor Ángeles, además tiene muy buenos precios.

Puedes conocer más detalles sobre la situación de las religiosas y estos alojamientos en el Diario Vasco

Artículo anteriorReig Pla bautiza 14 niños rescatados de un aborto
Artículo siguienteMatrimonio joven deja todo para servir a los demás en África