Los rescatadores y los grupos provida siguen salvando vidas, ayudando a mujeres que querían ser ayudadas a sacar a sus hijos adelante ante la alternativa del aborto, a pesar de que los legisladores quieren convertir en delito la magnífica labor que hacen.

Hace unos días, informa Religión en Libertad, el obispo de Alcalá de Henares, Mons. Reig Pla, bautizaba a 14 niños que habían salvado sus vidas gracias a Los Rescatadores Juan Pablo II y a la asociación Más Futuro.

“En la hora y media que duró la ceremonia increíblemente el silencio permitió escuchar la preciosa homilía. El obispo de Alcalá habló de la vida, de la buena elección y del triunfo del bien sobre el mal”, ha manifestado la presidenta de estas asociaciones, Marta Velarde.

Ésta además cuenta varios casos, entre ellos el de Marta. «Se confundió de teléfono y nos llamó. Muchas horas de conversación y muchas dudas. Cuando pudimos vernos rompió a llorar. La culpa de haber pensado que su hija no viviera no la dejaba vivir en paz. La noche del bautizo no paró de escribir mensajes de lo feliz que estaba. Su hija había entrado por la Puerta Grande de la Casa de Dios”.

Te recomiendo que leas completo el artículo de Religión en Libertad para conocer otros casos de madres felices.

Artículo anteriorA Irene, ingeniero de Teleco, Medjugorje le cambió la vida
Artículo siguienteConvento con penurias económicas adapta 10 habitaciones para huéspedes