En el Parlamento de Chile se ha dado hoy un primer paso para matar («legalmente») a un niño de 14 semanas, tal como lo muestra esta imagen hecha con tecnología actual. Su 💓 está latiendo desde la 5ta. semana de gestación…

¿Cómo es posible tanta ceguera?

¿Cómo atreverse a presentar esto como un avance, un logro, un triunfo?

Recemos para que este primer «paso» hacia la destrucción de vidas inocentes se vea frustrado por el sentido común que todavía late en el corazón de muchos chilenos y chilenas.

Padre Daniel Concha Blanlot

Artículo anterior¿El noviazgo es un medio o un fin?
Artículo siguiente¿Cómo vivo la fe? ¡Qué pregunta!