Homilía del XXVI domingo del Tiempo Ordinario

El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Si tu mano te induce a pecar, córtatela.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 9, 38-43. 45. 47-48

Artículo anteriorEntrevista a Jesús García, director de la película Medjugorje
Artículo siguiente🌊 Ya lo dijo Jesús… una piedra de molino y al mar! 🙈 [Domingo XXVI TO B]