Gracias a la organización solidaria ‘Ambulancia del Deseo’, Miguel tuvo la fortuna de asistir al encuentro entre el Granada y el Betis, en el estadio de Los Cármenes.

Miguel es un joven murciano, que está en cuidados paliativos, aficionado del Betis, que no sólo cumplió su sueño de ver en vivo y en directo el partido, sino que además ganó su equipo.

Cuenta el diario ABC que fue entrevistado en un programa deportivo de la radio donde manifestó que se olía algo de la sorpresa: «esperaba ver el partido pero no estar con mi ídolo, Joaquín».

Éstas son las cosas que nos humanizan, que nos hacen salir de nuestro yo para ayudar a los demás. Ojalá, muchas más asociaciones como ésta.

Puedes leer este artículo completo en el diario ABC

Artículo anteriorRezamos por la isla de La Palma #Rezamoscontigo
Artículo siguienteCon alegría caminaré