Hoy el maestro vuelve a sorprender a los discípulos repartiéndose el cortijo. Todos quieren ser los primeros, todos quieren ser servidos. 🤦‍♂️

Artículo anteriorTú… ¿Qué haces por la paz?
Artículo siguienteRemar mar adentro