Aprendamos a trabajar por la paz buscando la ayuda del Señor, que nos invita a evitar el conflicto, la envidia y la rivalidad, y ser los últimos en todo y servidores de todos.

Meditación impartida por D. Cristóbal Peña Espina

Artículo anterior¿Dónde está el bien y el mal?
Artículo siguienteBuscando los primeros puestos 🏄‍♂️ [Domingo XXV TO B]