Libros

«Verde agua». Marisa Madieri

Es difícil describir la riqueza y la profundidad de esta pequeña obra. Marisa Madieri describe, como en un diario a saltos, el difícil periplo de su vida. Su condición de refugiada en Trieste después de huir de su tierra natal en Yugoslavia después de la Guerra. Descripción de una familia que la rodea y que tiene sus orígenes en pueblos eslavos, en centro Europa, y que terminan en la Italia posbélica en situaciones miserables. Es una narración en la que se mezcla el pasado histórico familiar, el pasado de su infancia y adolescencia y el mismo día a día de la autora, con descripciones preciosas de los entornos pasados y presentes que hacen de esta obra una poesía en prosa magistral.

El amor a la vida, el peso de la familia, el no asustarse de las dificultades, la defensa de los débiles, todo se mezcla en una relato personal que rebosa esperanza y amor a la realidad vivida. Marisa Madieri murió de cáncer. Su marido, Claudio Magris, escribe un posfacio sin duda muy revelador. En él, entre otras cosas, nos dice: «Ciertamente, Marisa Madieri percibe la existencia como continuidad y totalidad época, con cálido abandono y con caridad cristiana: «La vida, pues, afuera –escribe en Verde agua-, era grande bella, dolorosa y sagrada y yo un día la alcanzaría.» Pero esta cálida vida, como la llamaba Saba, le resulta auténtica sólo si no tiene ni una pizca de grasa sentimental y de pathos fácil. Junto al sentido tolstoiano, épico y cristiano de la vida (…) hay en ella, en su mirada y en su escritura, una frialdad inexorable que escruta el mal, el conflicto, el nexo de encanto, dolor, mentira, amor, autoengaño y maldad que hay en la vida, en la gente, en la sociedad.

Reseña de Marina para Club del lector

 

Artículos relacionados

No se han encontrado resultados.

Últimas entradas

Menú