Entrega del hábito legionario Rodrigo Serrano el 10 de septiembre de este año, en Madrid.

Un momento muy emocionante que supone un paso adelante a la llamada de Dios y que vive acompañado de su familia y personas queridas.

 

Artículo anteriorUn gran ejemplo de respeto a la vocación y de fidelidad
Artículo siguienteEl Papa habla de castidad a los jóvenes eslovacos