Hace tres años que comienza la aventura de Sarah Almagro con una meningitis que le trajo graves consecuencias. Acababa de terminar el bachillerato y su ingreso en la Universidad tuvo que posponerse, ahora está en tercero de Derecho. Woman Essentia ha entrevistado a esta campeona que se tuvo que afrontar la pérdida de sus brazos y piernas.

Ahora no sólo estudia Derecho sino que se ha convertido en una gran surfista. Su sueño es ir a las paralimpiadas. «El equipo familiar es el pilar. Cada uno con sus virtudes o defectos, pero cada uno aporta una cosa importante al equipo. Nuestro núcleo familiar siempre ha estado formado por los cuatro, mis padres y mi hermano, para mí ellos son fundamentales».

«El deporte es super importante, no solo a nivel de salud, sino por los valores que transmite. A mí esos valores me han ayudado mucho a llevar la situación, superación, constancia, esfuerzo, sacrificio el saber jugar en equipo, saber ganar, saber perder, humildad».

«Una enfermedad no te cambia de un día para otro. Tenía una base y, con lo que ha pasado, la he tenido que sacar».

«Cuando hago una cosa siempre intento dar algo más que el 100 por 100, porque eso te ayuda a crecer. Mi entrenador me hace remar, algo tan básico como remar para mí es duro porque una remada de una persona con manos son como 4 mías».

Puedes leer el testimonio completo de esta luchadora en Woman Essentia

Artículo anteriorOcho nuevos diáconos para Sevilla
Artículo siguienteCuidado con valorar sólo las emociones.