EL obispo de Ebbsfleet, de la iglesia anglicana de Inglaterra, el reverendo Jonathan Goodall, ha renunciado a su cargo para convertirse en católico después de ocho años de servicio en el obispado, informa Religión Confidencial.

Casado y con dos hijos, antes de su consagración en 2013, fue capellán personal y secretario ecuménico de Lord Williams cuando fue arzobispo de Canterbury. El actual ha manifestado su pesar y le ha agradecido los años de servicio.

En un comunicado, el obispo Goodall explicó la dificultad de esta determinación. «He tomado la decisión de dejar el cargo de obispo de Ebbsfleet, para ser recibido en plena comunión con la Iglesia Católica Romana, solo después de un largo período de oración, que ha sido uno de los momentos más difíciles de mi vida».

Si quieres, puedes leer esta noticia completa en Religión Confidencial

 

Artículo anteriorEl árbitro de primera José Luis Munuera sortea algunas pertenencias a beneficio de Cáritas
Artículo siguienteMiserando atque eligendo