jueves, octubre 21, 2021
Confinadas por Amor

Fidelidad

Hace un par de meses, durante una homilía escuchaba atentamente al sacerdote cuando nombró el nombre de Don Álvaro del Portillo y su estratégica palabra; fidelidad.

Por si algunos no conocéis a Don Álvaro, os pongo en situación, Beato y sucesor de Don Josemaría Escrivá, entre otras muchísimas cosas. Pues bien, en aquella homilía conocí verdaderamente el concepto de “fidelidad”.

Este sustantivo es extrapolable a cualquier ámbito de nuestras vidas, me explico.

Fiel a tu vocación cristiana, fiel a tu plan de vida, fiel a tu oración y hábitos para con Cristo. Como también fiel a tu pareja, a tus estudios, a tus padres, colegas, a tu personalidad, etc.

No existe ninguna duda de la razón de Don Álvaro y es que, personalmente, pienso que deberíamos tener mucho más en cuenta este término y anteponerlo.

Para ello debemos tener muy claras nuestras prioridades, justo para ser fieles a nuestra voluntad. Podemos incluso ser fieles a nosotros mismos, a tener la suficiente madurez para sentirte comprometido contigo a una determinada conducta o plan.

No resulta sencillo, siempre, a todas horas, día a día, incluso cuando no hay ganas y justo este motivo será el incentivo de lograr eso que ansiamos.

La fidelidad debe de ser como el aceite que lubrica el motor de nuestros planes, sin ello es imposible seguir una pauta ni una regularidad en nuestra vida.Todos nuestros objetivos deben de girar entorno a la enseñanza del Beato. Necesitamos la dosis de la fidelidad, necesitamos ser constantes en nuestra vida para lograr llegar a nuestros metas.

Te animo a ti, a acoplar esa actitud que nos enseñó Don Álvaro a esas ideas que tienes en la cabeza, y pregúntate que puede pasar si así lo haces!

Hugo Estrada 😁

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

LO + ÚLTIMO DE JC