Publica El debate de Hoy una entrevista de José María Sánchez Galera Pablo D’Ors, sacerdote y escritor en la que habla, sobre todo, del silencio.

Denuncia la cantidad de ruido que nos rodea y que dificulta que nos conozcamos a nosotros mismos. Para él la «lentitud, quietud, plenitud: ese es el camino. La prisa es el principal enemigo de Dios. Lo más espiritual de cualquier conversación son siempre los silencios que median entre una intervención y otra, entre una frase y otra. No hay creatividad posible sin silencio. La única forma de tomar consciencia de algo es hacerlo despacio».

También entiende la necesidad de «hablar menos: casi todo lo que decimos es totalmente prescindible, sólo sirve para autoafirmarnos y alimentar el ego. Hablar más bajo: es un signo de respeto y de elegancia que estimula la escucha, la salida de uno mismo hacia el otro. Apagar el móvil: eso es al menos el 50% del camino espiritual. A mayor conexión con el exterior, menor con el interior».

No entiende el silencio como ausencia de ruido sino como «la ausencia de ego».

«Meditación es para mí oración contemplativa, es lo mismo. La oración puede ser vocal, mental, afectiva o contemplativa, según se acentúen las palabras, los pensamientos, los sentimientos o el silencio».

Si quieres puedes leer la entrevista completa en El Debate de Hoy

Artículo anterior«Mi Fe es como un regalo que me ha dado Dios». Mar Torres
Artículo siguiente¿Conocemos bien lo que dice la Iglesia sobre el sexo?