Muchos de nosotros disfrutamos de los éxitos de la selección de Baloncesto dirigida por ti: Pepu Hernández. Luego has querido dirigir tu vida hacia la política que, como debes saber, es una aventura arriesgada.

Más, si cabe, cuando se hacen afirmaciones que pueden ser equivocadas como la que acabas de hacer: Creo que puede ser más difícil veranear siendo de derechas. Sobre todo porque tienes muchos más compromisos, como ir a misa y esas cosas.

Primero, Pepu, te has equivocado porque a Misa no sólo van los que son de derechas, sino que gracias a Dios las puertas de las Iglesias, los domingos, están abiertas para todos y creo y sé que hay gente que vota a partidos de izquierdas que va a Misa los domingos.

Pero es que, Pepu, los católicos no vamos a Misa sólo por compromiso, sino por Amor.

Robert Tyrrel

Artículo anteriorPadre Sergio Cobo: «Del abuso a la confianza»
Artículo siguienteCelia, una nueva postulante para las Madres Concepcionistas