En un telegrama firmado por el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, el Papa Francisco se mostró «profundamente entristecido al conocer el brutal ataque a un grupo de Religiosas de la Congregación del Sagrado Corazón el pasado domingo, en Sudán del Sur, que provocó la muerte de sor María Abud y sor Regina Roba».  El Pontífice expresa sus condolencias a las familias y a la comunidad religiosa «por este acto de violencia sin sentido». Y confía en que su sacrificio «haga avanzar la causa de la paz, la reconciliación y la seguridad en la región».

Informa Vatican news que las religiosas iban en un autobús cuando sufrió una emboscada y un brutal ataque, resultando muertas sor María, sor Regina y tres personas más.

Puedes ampliar esta noticia en Vatican news

Artículo anterior¿Cómo conseguir que tus hijos sean buenas personas?
Artículo siguienteSentir vértigo mola