Un informe realizado realizado por el Centro Reina Sofía señala que los jóvenes se reconocen como elemento importante para combatir los discursos de odio en las redes, informa el Heraldo de Aragón.

Al respecto, el estudio señala que los jóvenes señalan como «importante» la premisa de no retroalimentar el odio, no responder ni intentar razonar con personas que generan odio porque, a su juicio, lo amplifica.

Según explica la entidad, los jóvenes hacen hincapié en la capacidad individual para romper con las cadenas de odio oculto y normalizado, y en la necesidad de asumir tal responsabilidad en los círculos de proximidad, ante el acomodamiento en la mayoría silenciosa: frente al odio de baja intensidad, generar conciencia y apoyo de alta densidad.

Se subraya la importancia de la alfabetización digital para poder combatir el discurso de odio.

Igual que Internet se constituye como terreno propicio para los discursos de odio, también debe ser observado y considerado como espacio de transformación, entre otras cosas para combatir ese odio.

Puedes leer este artículo completo en el Heraldo de Aragón

Artículo anterior82 años de matrimonio, una auténtica historia de amor
Artículo siguiente@vivirderodillas, tres amigas embarcadas en una bendita LOCURA