jueves, octubre 21, 2021
Confinadas por Amor
InicioTESTIMONIOSMi vida con espina bífida

Mi vida con espina bífida

*Esta historia empieza, para mí, hace 23 años. Nací en Madrid con una discapacidad congénita El Señor ya pensó en mí con todas mis características, incluida mi discapacidad, desde el principio de todos los tiempos.

Tengo espina bífida, una lesión medular congénita que me limita en muchas parcelas de mi vida. Soy Pasión de Dios con todas mis virtudes y defectos, también con mi discapacidad. Para Él soy estupenda y su mayor ilusión es que yo sea SANTA.

Hace algunas semanas, leí un testimonio de una chica que tiene la misma discapacidad en el que contaba que ella se encargaba de convertir en dorada su espina.

Hice mías sus palabras, y las adapté a mí: el Señor me prestó una espina de su Corona hace 23 años. Quiere que, a través de ella, me lleve a mucha gente al Cielo. Me la presta para que corredima con Él, para que con el sufrimiento que me provoca a mi en muchas ocasiones esa espina, Él deje de sufrir un ratito el dolor de esa espina.

Yo he hecho mía esa espina que me ayuda a llegar al Cielo (acompañada de muchas personas). «Pero yo no tengo espina». Sí, en realidad todos la tenemos: ese defecto que te hace sufrir, esa situación personal que te afecta en tu vida, esa enfermedad propia o ajena que te da muchos quebraderos de cabeza…son oportunidades maravillosas para corredimir con el Señor en la salvación de todos los hombres.

Os animo de corazón a abrazar la Cruz (o el trocito de Cruz) que el Señor nos presta a cada uno que no es más que un medio para llegar al Cielo…y si es con una legión de personas de la mano mucho mejor!!! TODOS AL CIELO!!! DW CABEZA!!!*

 Leyre de Garay (@leyredegaray_98)

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

LO + ÚLTIMO DE JC