Los Carabineros de Milán, norte de Italia, interceptaron hoy una carta dirigida al papa Francisco que contenía tres balas, informa infobae.

La carta contiene tres balas de calibre de 9 milímetros y un mensaje relativo al último caso de las operaciones financieras en el Vaticano, sobre el que hace algunos días se abrió un juicio.

La carta fue enviada desde Francia y el destinatario estaba escrito con bolígrafo pero apenas legible aunque se podía identificar: “Papa – Ciudad del Vaticano, Piazza S. Pietro en Roma”.

Puedes leer esta noticia completa en Infobae

Artículo anteriorDios está hasta en los pequeños detalles
Artículo siguienteAsesinado un sacerdote en Francia