jueves, octubre 21, 2021
Confinadas por Amor
InicioTESTIMONIOSDios está hasta en los pequeños detalles

Dios está hasta en los pequeños detalles

Me llamo Guadalupe, tengo 20 años y soy de Sevilla. Mi vida de fe no es ningún gran testimonio de conversión, más bien la lucha diaria de una joven que intenta estar cada día más cerca de Cristo.

Tengo la suerte de haber nacido en una familia muy católica y practicante con especial devoción al Sagrado Corazón. Desde pequeñita he vivido la Fe con la Eucaristía frecuente y el rezo del Rosario. La familia procuramos juntarnos todas las noches, ofreciendo nuestras preocupaciones y agradecimientos y algo de nuestro tiempo que Él merece. Mi fe, con sus subidas y bajones, es una entrega confiada. ¿Por qué preocuparse cuando estás en manos del que lo sabe todo? ¿Por qué dejarse llevar por la angustia cuando Dios tiene un plan perfecto para ti? Pero hay que echarle ganas, aunque a veces no las haya. Buscarle y procurar permanecer en Su camino, y si nos desviamos tenemos la suerte de los sacramentos. La fe de un niño también debe crecer cuando uno crece en lo físico. En grupos jóvenes, voluntariados y viajes de retiros puedo ir fortaleciendo mi vida espiritual. Desde hace más de un año voy a Hakuna, un grupo de jóvenes amantes de Cristo en la Hostia. Nuestro lema; vivir de rodillas y abrazando como la Virgen, demostrando que la mezcla de juventud y Cristo puede contagiar al mundo de su Amor. La Iglesia también es de los jóvenes, ni anticuada ni aburrida, Iglesia Viva en Cristo Vivo que murió y resucitó para salvarnos.

Procuro que cada día sea una oportunidad de dar gracias por el inmenso regalo de la Vida que Dios me ha dado, para darme a los demás y llevarle a donde toque, en casa, en la universidad o con amigos, Cristo está conmigo. Gracias a Dios, nunca me he sentido desplazada por mi fe, aunque si me he cruzado con miradas y comentarios extrañados de compañeros ante la cruz que llevo al cuello.

Trato de estar pendiente en los momentos más corrientes, pues Dios pues está hasta en los pequeños detalles. Yo lo veo especialmente en la naturaleza y los niños. En la maravilla de la Creación observamos como no dejó ni un punto al azar, todo tiene su tiempo y su sentido. Y los más pequeños, en su sencillez, nos enseñan como Cristo nos creó, inocentes y confiados a Su Amor.

Guadalupe De Urzaiz García

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

LO + ÚLTIMO DE JC