Fernanda Rocha Kanne es una médico muy conocida en Brasil que ha sido objeto de todo tipo de comentarios cuando decidió borrar las redes sociales de su hija, por lo perjudicial que podían ser para su formación.

La joven, de 14 años, informa el diario El Mundo, tenía casi dos millones de seguidores. «No creo que sea sano, ni siquiera para un adulto y mucho menos para un adolescente, basar la autopercepción en comentarios online».

«En sus redes había decenas de clubes de fans, todo muy dulce pero también dañino para cualquier adolescente en proceso de descubrimiento y búsqueda de la individualidad. No quiero que crezca creyendo que es ese personaje. Nacemos con varios dones que nos hacen únicos, pero cuando copiamos el rebaño se diluyen en el proceso y acabamos siendo uno más del montón», expresó en su Instagram el pasado 5 de julio, cuando decidió borrar las redes de su hija.

Puedes leer completo este testimonio de una madre valiente, en El Mundo

Artículo anteriorRespeto ante el interior del otro
Artículo siguiente¿Tienen los padres derecho a elegir el colegio de sus hijos?