En las últimas horas, publica Cope, hemos conocido el caso ocurrido en la ciudad de Faisalabad, donde una menor de 14 años cristiana ha sido secuestrada y convertida al Islam. Todo comenzó cuando el padre de la chica acudió a su colegio para recogerla, y no dio con ella, denunciando los hechos rápidamente a la policía.

Posteriormente el padre de la chica recibió un vídeo en el que le informaban que su hija se había convertido al islam voluntariamente.

Estos secuestros ocurren con demasiada frecuencia sin que haya intervención por parte de la policía para perseguirlos.

Si quieres puedes leer esta noticia completa en Cope

Artículo anterior«Asesinato en Concarneau». Jean-Luc Bannalec
Artículo siguienteLa llave de la libertad