Máximo Doval y Lourdes Bellido están casados, son laicos del Regnum Christi. Máximo ha compartido su testimonio en una entrevista en Cope, y ha explicado cómo tras reencontrarse con Cristo, su vida anterior salpicada por las drogas y el alcohol quedó atrás y se ha convertido en un apóstol del Señor.

“Dios nos ha ido conduciendo hacia ese reino en que se nos ha mostrado a un Dios y un Jesucristo cariñoso, amable y cercano”.

“Nos sentimos muy cómodos, y aquí puedes acercar el reino de Dios a todas partes y realidades”.

Puedes leer este testimonio completo en Regnum Christi

Artículo anteriorUna monja malagueña en Japón que rescataba mujeres de la trata
Artículo siguiente«La vida no tiene un factor de suerte, tiene un factor de fe»