En el Ángelus del pasado domingo, el Papa Francisco habló del descanso a propósito del Evangelio del día.

Francisco se refirió a una valiosa enseñanza de Jesús que se preocupa no sólo de su cansancio físico, sino también del cansancio interior, puesto que el Señor “quiere ponerlos en guardia contra un peligro que está siempre al acecho, también para nosotros: el activismo. En el activismo caemos en la trampa de buscar sólo resultados y protagonismo, olvidando lo más importante: Jesús.

“No se trata sólo de descanso físico, sino también de descanso del corazón. Porque no basta “desconectar”, es necesario descansar de verdad. Y para hacerlo, es preciso regresar al corazón de las cosas: detenerse, estar en silencio, rezar, para no pasar de las prisas del trabajo a las de las vacaciones”.

“Aprendamos a detenernos, a apagar el teléfono móvil para cultivar el silencio, a contemplar la naturaleza, a regenerarnos en el diálogo con Dios”. Además, de esta manera nos daremos más cuenta de las necesidades de los demás.

Puedes leer más sobre lo que el Papa dijo sobre el descanso en Vatican News

Artículo anterior¿Qué expectativas tienes del matrimonio?
Artículo siguiente¿Por qué el Papa ha limitado la celebración de la misa en latín?