Esta joven, Ivone Mieles, de Ecuador de 25 años no siempre estuvo en el camino de la fe y mucho menos dentro de una vocación tan concreta como la que hoy nos viene a contar. De formación politóloga llegó a España a comienzos de este año para estudiar un máster. Pero mientras no está estudiando su labor es la de trabajar de misión.

Mater Mundi nos ofrece su testimonio 👇🏽

 

 

Artículo anteriorGracias, Alexia
Artículo siguiente¿Eres feliz?