Carlos Ballbé, Exjugador profesional de hockey –incluso participó en los Juegos Olímpicos de Londres–, periodista y sacerdote, Litus, como todos lo conocen, será el coordinador de la recién impulsada Pastoral del Deporte en la Conferencia Episcopal Española.

Camino Católico lo ha entrevistado. «Me llamó la Selección Española para preparar los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekín. Era 2007 y tenía 22 años».

Pero ese verano cogió una mononucleosis y ya no pudo reengancharme al equipo. «Sentía un gran vacío a pesar de tener todo lo que quería en mi vida. No sabía qué me pasaba. Hablé con un sacerdote y me propuso peregrinar a Medjugorje. Ya había ido dos veces y no me apetecía mucho. Pero, al final, fui. En una de las adoraciones –yo no era de rezar mucho–, me quedé aparte y ahí se fue recolocando todo. Contaba mis planes a Dios y, al mismo tiempo, me daba cuenta de que no me llenaban. Y sentí una llamada a entregarme al Señor, aunque no pensaba en el sacerdocio.

Puedes leer la entrevista completa en Camino Católico

Artículo anteriorLa Oración, fuerza de la Iglesia
Artículo siguiente¿Qué pecados debo confesarme?