El Papa ha ingresado esta tarde en un hospital de Roma para ser sometido a una «cirugía programada en el colon», ha comunicado un portavoz de El Vaticano, Matteo Bruni, en un escueto comunicado y ha recogido el diario El Mundo.

Al parecer, el Papa Francisco, que tiene 84 años, padece «una estenosis diverticular sintomática del colon» que le causa gran dolor e inflamación abdominal.

Vamos a encomendárselo a la Santísima Virgen para que la operación resulte bien y se recupere pronto.

Puedes leer esta noticia completa en El Mundo

Artículo anteriorDe padre budista y madre católica, Hasitha Menaka, es seminarista
Artículo siguiente¿Atrapados por la redes?