El Juez de menores D. Emilio Calatayud es muy conocido por sus sentencias ejemplares y porque no se calla nada. La Revista Misión le ha hecho una entrevista interesantísima.

Comienza afirmando que “Muchos males llegan a las familias porque los padres no se atreven a educar”. «La pérdida de valores cristianos ha influido mucho en esta situación».

«Hemos perdido valores como el esfuerzo, el sacrificio, el respeto… Se habla mucho de derechos y muy poco de deberes. Además, tenemos a los niños sobreprotegidos y con agendas de ministro»

«Los hijos son de los padres, aunque no sean de su propiedad. Desde luego, a quien no pertenecen es al Estado. Detrás de esto hay un intento de cargarse a la familia. Se busca deshumanizar las relaciones y derribar cualquier institución que huela a católico.»

«Hemos pasado del padre autoritario al padre colega y estamos pagando el pato, porque los niños, que ya no respetan a sus padres, cada vez respetan menos al resto de personas. Por eso crecen los delitos de violencia y acoso, y no digamos el abuso sexual.»

Confía en que la ley del péndulo acabe con la hipersexualización de la sociedad actual. Los niños. «Se ha banalizado la sexualidad. Las relaciones íntimas pertenecen a la intimidad del individuo. También el respeto a la mujer se ha trivializado como consecuencia de banalizar la sexualidad: los jóvenes usan lenguaje de usar y tirar para hablar del sexo; hacen vídeos y fotos y las comparten».

«Ha habido un tiempo en que a la gente le daba miedo decir públicamente que es católica». Pero «la gente se ha cansado de tener que ocultar que es católica».

Te recomiendo que leas la entrevista entera en la Revista Misión porque es buenísima

Artículo anterior«Medjugorje, la película», próximo estreno
Artículo siguiente«Ser auténticos, ser santos». Bea Prieto