Comprender para perdonar y devolver bien por mal porque el mal con más mal no se cura, sin embargo, si donde no hay amor ponemos amor, es más posible que éste aparezca.

Cada quien comparte lo que tiene en su corazón. Por eso, ojalá que nunca nos cansemos de hacer el bien independientemente de cómo el otro nos trate.

El camino del bien te da paz, el del mal te la quita.

Gracias siempre💛💛💛

María Valera López

Artículo anteriorRezamos por una niña desaparecida #Rezamos contigo
Artículo siguiente¿Qué es el Testamento Vital?