Jaime Palao Rubio, de 24 años, recibe el sacramento del orden sacerdotal el próximo domingo en la Catedral de Murcia, informa murcia.com.

Jaime iba a Misa con su abuela asiduamente hasta que ella enfermó y continuó solo hasta que conoció el Camino Neocatecumenal, hasta entonces había vivido su fe de forma más solitaria: «Cuando empecé en la comunidad, vi que había muchísima gente de mi edad que también iba a la parroquia y empezamos a hacer un montón de cosas juntos.

Con 18 años, tras unos ejercicios espirituales, acogió la invitación del rector para ingresar en el seminario. «Ha sido un tiempo para madurar y pasar de una relación superficial con Jesucristo a poder entrar en el misterio que es hacer su voluntad».

En el seminario ha gustado la misericordia de Dios: «No puedo querer ir a rescatar a nadie si no veo que el primero que ha sido rescatado he sido yo. El Señor me permitió conocerme a través de ciertos sufrimientos, de ciertos pecados, que me ayudaron a ver que el Señor es misericordioso y que la obra que quiere hacer la tiene que hacer Él y no yo.

Puedes leer este testimonio completo en murcia.com

Artículo anteriorOrgullo de hermana
Artículo siguienteEnrique se bautizó con 28. Hoy da testimonio de su fe en Youtube