Fran, un joven de 23 años, se ha caído desde un tercer piso y ahora está en coma.

Su familia ha pedido que recemos todos los que podamos por su recuperación.

Encomendamos a Fran y a su familia a la Santísima Madre y al Sagrado Corazón de Jesús su pronta recuperación y el consuelo  que necesitan en este momento.

Artículo anteriorNumerario de Barrio: «En el siglo XXI no podemos andar con secretos»
Artículo siguienteDéjalo en manos de Dios y todo saldrá mejor – Diosidencias – HAM