La revista Telva ha concedido el 1er Premio Internacional TELVA Solidaridad 2021 al padre Ignacio Doñoro por su lucha incansable contra el maltrato infantil en Perú, rescatando niños a través de la creación de Hogar de Nazaret.

Todo empezó cuando en un viaje a El Salvador, como comisionado de un proyecto de ayuda humanitaria», descubrió algo que nunca hubiera imaginado: «vendían niños para el tráfico de órganos. Supe que un menor de 14 años iba a ser vendido por sus familiares por no tener para dar de comer a sus cuatro hermanas. Me adelanté haciéndome pasar por traficante de órganos.» Y lo rescató.

El padre Ignacio, como capellán militar, ha participado en varias misiones internacionales como Kósovo y Bosnia. Allí también hizo una gran labor catequizando a jóvenes soldados. Tiene un recuerdo especial de Antonio, ateo: «aquellas catequesis se convirtieron en unas charlas profundísimas en las que reflexionábamos sobre el Evangelio y rezábamos juntos».

A lo largo de los años el padre ha estado también en Tánger, Mozambique, Colombia y El Salvador abriendo casas de rescate para niños en riesgo de extrema pobreza.

Mis niños podrían ser portada de cualquier telediario de las barbaridades que han sufrido. Cuando llegan a Hogar Nazaret lo primero que hago es llevarles al médico. «No hay nada que hacer», me dice el doctor. Pero cuando vuelvo a los ocho meses no da crédito y llorando me pregunta: «pero, ¿qué ha hecho?» Amarlos, contesto.

Te recomiendo que leas completo el artículo de Telva para que conozcas todo el periplo de este gran sacerdote.

¡¡Enhorabuena, padre!!

Artículo anterior«Bocadillo Solidario», una mirada a los que no tienen nada
Artículo siguientePáter Ugalde, tu cura en la red