Según los diarios El Mundo y El País el padrino de la infanta Leonor ha sido su padre el Rey Felipe VI.

El Derecho canónico (c. 874) establece que el padrino de confirmación debe tener las mismas condiciones que el de bautismo y por consiguiente no pueden ser en ningún caso los padres del confirmando quienes pueden ser padrinos al decir en su n 5: no sea el padre o la madre de quien se ha de bautizar.

El portal Vanitatis señala que se han puesto en contacto con el Arzobispado de Madrid que les ha dicho que no hay ningún problema para que sean los padres.

Es verdad que el n. 5 del prenotanda del Ritual de Confirmación abre la puerta para que sean los padres pero el Código, que es posterior al Ritual, rechaza esa posibilidad y de hecho los directorios de Iniciación Cristiana de muchas diócesis españolas así lo recogen:

La diócesis de Córdoba dice, por ejemplo, que no obstante se puede escoger a otro padrino propio de la confirmación con tal de que reúna las condiciones exigidas en el canon 874, que excluye a los padres, reformando lo que dice el Ritual de la Confirmación, en las observaciones previas, n. 5. Lo mismo recoge el Obispado de Astorga, el Arzobispado de Valladolid o el Mérida-Badajoz en sus directorios de Iniciación Cristiana.

Sería oportuno que se nos explicaran si los padres pueden ser padrinos de Confirmación ya que muchos padres nos han consultado sobre este punto.

Artículo anteriorEl cristal con que se mira
Artículo siguienteRezamos por Vicky #Rezamos contigo