Inicio LIBROS Y PELIS «Cisnes Salvajes». Jung Chang

«Cisnes Salvajes». Jung Chang

0
«Cisnes Salvajes». Jung Chang

Sabemos que hasta las tragedias más tremendas suelen tener un punto de inflexión, un descanso, un momento de sosiego. Al leer este drama he tenido la impresión, durante muchas páginas, de que no había respiro. Las dificultades de estas tres mujeres, especialmente la abuela y la madre de la autora, son verdaderamente tremendas. Uno llega a entender que a lo largo de la narración surjan innumerables suicidios. Porque sin un planteamiento religioso, es muy difícil vivir una vida tan dura. Sólo al final, después de la muerte de Mao, se vislumbra la luz.

Pensar que tantos miles y millones de personas hayan sufrido tan sin sentido, por el capricho de un sistema y de unas cuantas personas, parece increíble. Desde luego sólo hace creíble el relato el hecho de que el lector acepta la sinceridad de la autora y comprueba los muchos datos que están apareciendo.

El libro se puede hacer un poco arduo en algunos momentos. Sobre todo al principio, al hablarse de la abuela, la madre, su madre, su abuela… hacen que el lector pueda perderse y, sin darse cuenta, esté pensando en la persona equivocada. Hace un tanto ardua la lectura el hecho de que durante páginas y páginas sólo ocurren desgracias. Pero la historia es fantástica y reveladora. Se descubre un mundo inmenso y el horror de la falta de libertad, porque éste sería el tema casi monográfico. Merece la pena llegar al final, entre otras cosas porque asoma un destello de esperanza. Y por constatar una vez más que sólo el amor de las personas, la unidad de la familia, puede mantener la esperanza.

Reseña de Ángel Cabrero Ugarte para Club del lector