No olvidemos que aunque seamos libres, el demonio nos tienta y busca apartarnos del amor de Dios en todo momento.

Meditación de la mano de D. Cristóbal peña Espina

 

Artículo anteriorRezamos por Mons. Sturla #Rezamos contigo
Artículo siguienteLa Princesa de Asturias ya se ha confirmado