Montserrat Rigall es madre de familia y una periodista vocacional. Actualmente es jefa de Comunicación de RTVE Cataluña, además de profesora en el Instituto de RTVE, la UIC y Radiofónicos.

En su testimonio, que nos ofrece a través de la Iglesia Archidiocesana de Barcelona, explica que cree en Dios «porque lo siento en cada una de las personas y de las cosas que me rodean… Creer en Dios para mí no es una opción: he crecido cerca de Él gracias a mis padres y a mis educadores. Es como el aire que respiro, me acompaña allá donde voy y creo en la bondad de su mensaje».

Da gracias a Dios por la vida, por la familia que le hadado, por poder amar y sentirse amada, por su marido, por poder educar a sus hijos…

«Si el periodista como individuo es un buen profesional, contrasta la información y focaliza el trabajo en el bien de los otros, evitando perjuicios, respetando la dignidad de las personas, ya transmite valores cristianos».

Puedes leer esta entrevista completa en Archidiócesis de Barcelona

Artículo anterior«Otro lugar un mismo corazón». Una Misa de Pentecostés muy especial
Artículo siguienteMantener la fe en la familia