Soraya Afif Luque está feliz porque el día de Pentecostés ha recibido los sacramentos del Bautismo, Comunión y Confirmación.

La Diócesis de Málaga nos ofrece su testimonio en el que ella explica que, de pequeña, asistió a un colegio religioso donde recibió formación católica. Cuando llegó el momento de recibir la comunión por primera vez, no pudo hacerlo por no estar confirmada. Habló con su parroquia y tras un período de formación y preparación para adultos, en el que ha profundizado en los valores de la vida, la fe y el seguimiento a Dios, ha podido incorporarse a la Iglesia.

Afirma que está «muy contenta y feliz de saber que, a mis 25 años, he podido recibir estos sacramentos».

¿Y quién es Jesús para ella?: «Jesús es el Hijo de Dios, nuestro Salvador, el que nos libera del pecado, el que nos conduce hacia la felicidad y a la vida eterna?»

Puedes leer el testimonio completo en la Diócesis de Málaga

Artículo anteriorSu amor a la verdad le llevó a Jesucristo. Testimonio de joven sacerdote
Artículo siguiente“Dios no puede inspirar deseos irrealizables”