Ha fallecido Daniel Neves, el pequeño brasileño de 13 años que pintaba cuadros de los santos y de la Virgen para pagar su tratamiento médico.

Según recoge Aciprensa, con 18 meses le diagnosticaron poliquistosis renal, fibrosis hepática y problemas de bazo. Con cinco años dejaron de funcionar los riñones. Pasó casi toda su vida en el hospital.

Cuando aprendió pintar pudo vender sus dibujos y así ayudaba a pagar su tratamiento. Sobre todo pintaba imágenes de santos.

La madre del pequeño afirmó que Daniel hizo su vida más “especial, dulce, divertida y traviesa” y resaltó que el niño cautivó a las personas con su talento.

“¡Ahora harás que el Cielo sea más colorido! ¡Te extrañaremos todos los días! Descansa en paz”, agregó.

Puedes leer esta noticia completa en Aciprensa

Artículo anteriorSon mis héroes
Artículo siguiente«Se llenaron todos del Espíritu Santo»